Mark Lee sobre las prioridades de seguridad de la WFH

Seguridad de WFH (trabajo desde casa)

El genio del trabajo desde casa salio de la botella: Ahora, ¿cómo se añade la seguridad?

Las crisis tienen una forma de cambiar las prioridades rápido. Cuando la pandemia COVID-19 golpeó, las empresas que esperaban que sus trabajadores se presentaran en un lugar determinado para hacer su trabajo, de repente se adaptaron para permitir que la mayoría o todos sus empleados trabajaran desde casa.

Anteriormente algunas empresas actuaban reservadamente a la hora de permitir que la gente trabajara desde casa -miedos sobre la seguridad corporativa, preocupación de que los empleados fuera de vista fueran menos productivos, dudas sobre la tecnología implicada- todo fue dejado alado ante la crisis de la pandemia.

Y así el genio del trabajo desde casa salió disparado de su botella... Curiosamente, las empresas podrían no estar entusiasmadas con meterlo de nuevo en la botella, aunque pudieran.

He aquí por qué ⬇

  • La productividad no sólo no se está colapsando, sino que en muchos casos es más alta que antes.
  • Los costosos recursos en sitio, como las estaciones de trabajo de profesionales, pueden aprovecharse las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por personas que acceden a ellos en diferentes zonas horarias o turnos.
  • Menos empleados en el lugar significa que las empresas pueden reducir los costos de sus instalaciones.
  • Los trabajadores reducen drásticamente el tiempo y los costos de sus viajes, lo que también tiene efectos ambientales positivos.
  • A las empresas les puede resultar más fácil atraer y retener a los trabajadores, especialmente a los milenials, que aprecian mejor el equilibrio entre vida-trabajo y que pueden disfrutar trabajando desde casa.

¿La seguridad de la WFH se quedó atrás?

En su prisa por poner en marcha estrategias de trabajo desde casa en condiciones de crisis, muchas organizaciones no se dieron el lujo de dar prioridad a importantes cuestiones de infraestructura y seguridad. A menudo recurrieron a las redes privadas virtuales (VPN), al protocolo de escritorio remoto de Microsoft (RDP) o a la computación en red virtual (VNC), todo ello notoriamente difícil y que requiere mucho tiempo para su implementación, configuración, gestión y ampliación, especialmente con rapidez. O adoptaron diversas herramientas de videoconferencia y colaboración en las que los problemas de seguridad y privacidad no han sido totalmente investigados. Ahora que parece que trabajar desde casa podría convertirse en una nueva norma, es hora de dar un paso atrás y volver a examinar la infraestructura y las herramientas de trabajo a distancia para asegurarse de que funcionen como se necesita a largo plazo.

La prioridad número uno debe ser la seguridad.

La preocupación por la privacidad y la seguridad ha hecho que las escuelas y las empresas, entre ellas Tesla, prohíban el uso de la videoconferencia Zoom. Y mientras las VPNs pregonan sus capacidades de seguridad, la realidad es que la seguridad de las VPNs depende de los dispositivos emitidos por la compañía, así como de la actualización manual de la infraestructura y el software. En marzo de 2020, el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) advirtió: "Debido a que las VPNs están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, es menos probable que las organizaciones las mantengan actualizadas con las últimas actualizaciones y parches de seguridad".

Para decirlo de forma más sencilla, asumir que las VPN son la mejor forma de permitir a los empleados trabajar desde casa es realmente erróneo. Peligrosamente equivocado. De hecho, la VPN heredada nunca fue diseñada ni optimizada para el acceso a escritorios remotos.

¿Cuál es la alternativa?

—>  Soluciones diseñadas específicamente para acceso remoto, y en particular soluciones de acceso remoto que ofrezcan la robusta seguridad que las organizaciones necesitarán a medida que más personas trabajen desde casa.

Esto es lo que deberías buscar ⬇

  • Capacidad de inicio de sesión único (SSO), asegurando que las contraseñas de los empleados cumplan con los requisitos de cumplimiento y seguridad.
  • Autenticación de dispositivos; la mayoría de las VPNs no tienen esta capacidad
  • Autenticación multifactorial
  • Soporte para BYOD (trae tu propio dispositivo) en lugar de requerir que los usuarios remotos usen dispositivos emitidos por la compañía para garantizar la seguridad.
  • La capacidad de "clic y conectar", a diferencia de la complicada configuración, largos tiempos de conexión y a menudo un rendimiento lento de las soluciones basadas en VPN.
  • Actualizaciones automatizadas de infraestructura y software, porque depender de la actualización manual, como lo piden las VPN, no sólo expone los riesgos de seguridad sino que también causa problemas de tiempo de inactividad y de compatibilidad.
  • Solución de alto rendimiento y baja latencia capaz de soportar la transmisión de vídeo HD, mejorando así la productividad del usuario.
  • Escalabilidad rápida y fácil para miles de usuarios
  • No es necesario instalar hardware de gateway en cada sitio remoto.
  • La capacidad de la TI para controlar las transferencias de archivos y la impresión a distancia (es decir, para deshabilitar o habilitar)
  • Registros (logs) fáciles de entender, registro de sesiones y fácil supervisión y presentación de informes.

No le sorprenderá saber que los productos de acceso remoto y soporte remoto de Splashtop ofrecen todos estos criterios y mucho más.

No diseñamos las soluciones Splashtop con esta pandemia en mente. Pero siempre hemos visto nuestro enfoque de acceso remoto como una herramienta importante para que los individuos y las organizaciones permanezcan flexibles y preparados para ofrecer continuidad en sus negocios frente a todo tipo de desafíos.

Con COVID-19, el genio del trabajo desde casa está definitivamente fuera de la botella. Le invitamos a descubrir más sobre cómo las poderosas soluciones de acceso remoto Splashtop pueden no sólo ayudar a hacer frente a esta tormenta inmediata, sino también a hacer que el trabajo desde casa sea una parte positiva de las organizaciones exitosas mucho después de que esta crisis pandémica haya terminado.

Mark Lee,

Chief Evangelist, Splashtop Inc.

Banner de Prueba Gratuita en la Parte Inferior del Blog